El organigrama imperfecto

Vladimir Amaya Este poema mío tan absurdo Marina Eugenia Barahona Díaz   A las tres de la tarde el día se rompe como un huevo en el sartén de mamá.   Empacado al vacío / vestido de payaso para mi propio velorio, desciendo las escaleras de nubes, atravieso el humo de ídolos, doctores y alquimistas. … Sigue leyendo El organigrama imperfecto